06 marzo 2018

Vídeo presentación del libro del Loyola Palacio

Vídeo presentación de la biografía de Loyola de Palacio

- enlace -

Loyola, España y Europa


Ana habla de Loyola

http://www.cope.es/noticias/herrera-cope/ana-palacio-loyola-era-una-mujer-una-pieza_173962




Así define Ana Palacio a su hermana Loyola. Una mujer apasionada y comprometida con el campo, Ministra de Agricultura, visionaria y la española que más alto ha llegado a las instituciones europeas. Su memoria no se pierde gracias a una biografía escrita por Emilio Sáenz-Francés.
Al escuchar la voz de su hermana, Ana no puede evitar emocionarse en Herrera en COPE, porque la voz demuestra el paso del tiempo “y no parece ella”. Habla de su hermana Loyola de Palacio con admiración y recuerda cuando en el Liceo Francés se peleaban para mostrar su desacuerdo con eso de que “Europa terminaba en los Pirineos”. Dice que Ana que “a mi me partieron un diente” y que “jugábamos poco con muñecas” porque su familia les había enseñado a luchar por sus ideas.
Y es que en la familia hay gente curiosa. Su tatarabuelo fue el ingeniero del puente que une Getxo con Portugalete, símbolo de la economía vasca.
Sobre la actualidad, dice Ana que Loyola estaría indignada con lo que está pasando ahora en Cataluña, “pero entusiasmada por esta salida de la nación española”. Asegura que “estaría en el PP sin estar de acuerdo con todo pero diciendo lo que piensa.” Igual que Ana Palacio, que dice que nos enfrentamos a una falta de ver el futuro, pero con la esperanza de que tenemos una sociedad fuerte.

España y el Congreso, homenaje a Loyola

http://www.abc.es/espana/abci-congreso-homenajea-loyola-palacio-primera-embajadora-marca-espana-europa-201802220303_noticia.html



«El de Loyola es un nombre en la lista de españoles ejemplares. Una de las grandes servidoras de este país, que se definía por su talento, preparación, coraje y responsabilidad». Con estas palabras hacía un retrato la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, de la, entre otros muchos cargos, exministra de Agricultura Pesca y Alimentación y ex vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, fallecida en diciembre de 2006.
El Congreso de los Diputados acogió este miércoles la presentación de «Loyola de Palacio. Por España y por Europa», una biografía de la política española esrita por Emilio Sáenz-Francés, que presentó el libro junto a la hermana de Loyola de Palacio y también exministra, Ana de Palacio, la ministra de Sanidad Dolors Montserrat y una emocionada Ana Pastor, que apenas pudo contener las lágrimas a la hora de recordar a «una de las figuras extraordinarias y fundamentales de la democracia española».
«Si yo tuviera que decir que me ha valido la pena estar al frente del Congreso de los Diputados, diría que, con este acto, me mereció la pena», arrancó su discurso presidenta de la Cámara Baja, que destacó lo importante de «honrar» la memoria de Palacio el mismo año que se cumple el 40 aniversario de la Constitución española.
La presidenta de las Cortes se refirió a la exministra como «una negociadora formidable, con altura de miras» y una referente de «la política constructiva» que, a su juicio, tanto hace falta en este momento. En la intervención de Pastor se vio la emoción a la hora de recordar a Palacio, pero también el buen humor a la hora de recordar los consejos que, según narró, le contaba en la intimidad. «Me decía siempre que mi problema era llevar el carretillo boca arriba, porque todo el mundo me echaba ladrillos en él. El carretillo o la carretilla, es que últimamente me confundo de género», ironizó la tercera autoridad del Estado.
La ministra de Sanidad admitió que Palacio es un referente para ella «como política y como mujer». «Loyola de Palacio fue una de las grandes pioneras de las políticas de igualdad ya desde finales del siglo XX. Fue la primera embajadora de la Marca España en Europa», explicó Montserrat, en referencia a los altos cargos que desempeñó en las instituciones europeas como vicepresidenta y como comisaria europea de Relaciones con el Parlamento Europeo, Transportes y Energía de la Comisión Europea . «España no sería lo mismo sin Loyola».

«Una gran patriota»

El autor de la biografía aseguró que su libro buscaba actuar como «una voz contra el olvido». «Loyola es un auténtico titán de la Historia de nuestro país. Aunaba una intensa vocación política con el orgullo de ser española; fue sin duda una gran patriota, y precisamente de ese patriotismo nació su amor por Europa». Según las palabras del escritor, la exministra «entendía la política como entendía su propia vida: con intensidad, sinceridad y grandeza».
«Estamos aquí porque nos falta Loyola», arrancó su hermana Ana Palacio. «Fue un referente de carácter, sensibilidad, lealtad y responsabilidad ante la vida, ante las cosas que te pasan en la vida». Los cuatro ponentes destacaron la importancia de la exministra a la hora de construir el grupo parlamentario del PP y la definieron como «una figura sin la cual no se entiende la lenta construcción de un partido de centro-derecha y liberal, que supuso una alternativa de Gobierno».
El acto reunió a exdirigentes del Gobierno y del PP como Federico Trillo, Rodrigo Rato, Isabel Tocino, Ana Botella o Esperanza Aguirre, asím como a dirigentes actuales, como la ministra de Agricultura Isabel García Tejerina y los vicesecretarios del PP Pablo Casado y Javier Maroto.

22 agosto 2017

El proyecto Galileo, un legado de Loyola de Palacio


Vivíamos el primer lustro del siglo cuando una mujer española, alcanzaba el cargo de vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Transportes y Energía; su nombre, Loyola del Palacio, su legado: el sistema de posicionamiento global GNSS europeo, al que dieron el nombre de Galileo.


Enlace a artículo







13 diciembre 2016

Diez años sin Loyola de Palacio

http://www.redfloridablanca.es/diez-anos-sin-loyola-palacio-fabiola-martinez/

Este 13 de diciembre de 2016 se cumplen diez años del fallecimiento de una mujer que lo fue todo para la política española y europea. Loyola, a diferencia de muchos políticos actuales, no dejaba a nadie indiferente porque tenía ideas y principios claros, y ninguno era negociable. Presumía de vasca y de española por donde quiera que fuera y lo hacía con la humildad que la caracterizaba y esa cierta timidez que servía de escudo a su gran sensibilidad.

Loyola tenía facetas desconocidas por muchos, era una apasionada de la pintura y una maestra de las caricaturas. Le encantaba pintar durante horas y nunca dejaba un cuadro hasta que lo veía perfecto. Era una perfeccionista en todo lo que hacía o, de lo contrario, “no lo hacía” como solía decir. Otra de sus pasiones era el mar: podía nadar, hacer windsurf o pesca submarina durante horas sin cansarse, por la costa vasca o gallega.

A finales de 2004 descubrió una nueva pasión, Internet, y se volcó en aprender todo lo que podía sobre aquella nueva manera de comunicarse. Hizo su blog, el primero de una política española, y patrocinó la creación de periódicos digitales: uno por autonomía y uno nacional, el primero fue Galicia Liberal y el último se llamaba España Liberal. Loyola era una visionaria y lo demuestra el hecho de que todo lo que hizo y dijo sigue vigente diez años después.
Loyola de Palacio pintando
Loyola de Palacio pintando

En la primavera de 2006 organizó las “Primeras Jornadas en Red” en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Santiago de Compostela y allí, entre profesores invitados y estudiantes, dio una lección magistral de diálogo con los asistentes: ella quería escuchar atentamente lo que tenían que decirle. Loyola decía siempre que el protagonismo debe ser de todas las personas y no sólo de los políticos, que tantas veces no saben escuchar. Vivía tal y como decía: “quien se dedica a la política debe salir de las moquetas y pisar el mismo suelo que la gente de la calle, porque nunca se puede perder la perspectiva de la realidad”.
Loyola era pasión, amaba lo que hacía, gozaba de un gran sentido del humor y jamás olvidó que la honestidad y la ética formaban parte de ella como política y como persona. 

Cuando venía a Galicia siempre visitaba la Catedral de Santiago, solía sentarse en el tercer banco a la derecha del altar y, tras haber hecho decenas de veces el Camino de Santiago, seguía haciendo planes de volver a hacerlo. Ella era feliz compartiendo conversación, especialmente con la gente del campo, que la adoraba hasta tal punto que muchos creían que era gallega de toda la vida.


Loyola fue siempre imparable en todo lo que hacía y poco antes del 13 de diciembre de 2006 demostró que era una valiente, curtida en mil batallas, cuyo consejo más repetido por aquellos días era: “recuerda siempre que lo más importante es la vida, la familia y los amigos”.


Hoy, sigue estando presente en el corazón de las personas que tuvimos el privilegio de contar con su amistad y de otras que la admiran por todo lo que representa en un mundo casi huérfano de líderes con honradez, honestidad, bondad, ética, patriotismo, esperanza, lealtad, sinceridad y valentía.

Loyola de Palacio creía en España y en la Unión Europea, fue la primera española Vicepresidenta y Comisaria de la UE tras haber sido la primera Ministra de Agricultura española.

Loyola seguirá siendo una guía para todos los que la tenemos presente. Su legado personal y público es tan grande y ejemplar que jamás debería olvidarse. Loyola es parte de la historia de España y, por tanto, patrimonio de todos españoles.
        Fabiola Martínez VegaApp-Twitter-icon
Filóloga

06 noviembre 2016


El próximo 13 de diciembre de 2016

El próximo martes 13 de diciembre es el 10º aniversario de la muerte de Loyola (d.e.p.).
Hemos organizado una misa a las 19.45h en la iglesia de Santa Bárbara, en Madrid (habrá que entrar por la puerta de General Castaños n.2 porque tienen obras en la fachada principal).
Nos encantará que os unáis quienes lo deseéis.

En diciembre de 2006 ocurría esto:

Conmoción por la muerte de Loyola de Palacio, figura destacada de ...

www.libertaddigital.com/.../conmocion-por-la-muerte-de-loyola-de-palacio-figura-de...
13 dic. 2006 - Todos sus compañeros recordarán a Loyola de Palacio por el coraje, la fortaleza y el tesón que exhibió tanto en la política como en la vida.

Pero sobre todo la recuerda su familia y sus amigos 

Siempre en la mente y el corazón de su familia y amigos